29 de diciembre de 2008

Quisiera ser como tú.


Puede que no me leas ni hoy ni mañana ni nunca, pero quiero decirlo: Me gustaría ser como tú.

Me gustaría estar aferrado a unos valores y a unas rutinas sencillas, casi inocuas. Pasar por la vida como si nada fuese conmigo, como si el presente fuese lo único que tuviese y no mirase, en ningún caso, al futuro. Pensar sólo en lo difícil que son las cosas es bonito, es incluso heroico, y dejarse llevar por el marasmo, por la corriente (como hacen los peces muertos) conlleva una facilidad pasmosa.

Pero tener inquietudes presenta una serie de pros y una serie de contras. Pensar en el futuro que deseo, condicionando así mi presente y proyectando mi vida, no es algo sencillo de llevar ni de compatibilizar con el resto de las cosas que suele hacer una persona de mi edad. Porque requiere una serie de esfuerzos, el cumplimiento de unas obligaciones que a veces son difíciles de explicar. Cargas pesadas, retos por cumplir. Mucho más difícil que ver los pájaros volando a mi alrededor.

Nunca lo has entendido correctamente, ni falta que te hace. Porque tú eres feliz en tus alegrías y en tus leves sufrimientos, sonriendo y lamentándote. Por ello, a veces quisiera ser como tú.

Pero vuelvo a mi realidad y me doy cuenta de que no puedo. Y es por una razón muy sencilla: No quiero, he escogido otra vida, más fructífera y llena, con más altibajos, pero en progesión ascendente.

10 comentarios:

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

Nuestro interior nos rodea (Rilke).
Afinal, só as pessoas que nunca escreveram cartas de amor ridículas... é que sao ridículas (Pessoa)

Esther dijo...

Ojalá sean muchos los altos y pocos los bajos en tu camino. Quién algo quiere, algo le cuesta, eso dicen :)
¡Muchos ánimos en todo lo que te propongas, te sigo leyendo! ¡Saludos!

Paco Centeno dijo...

Vaya, te han hecho daño.
No sé si te vale, pero ya está bien tu manera de ser, tu compromiso y tu claridad. No te vayas a rendir.
No sé si te vale, pero yo también me parezco a ti.
Feliz año, si antes no coincidimos

Malo Malísimo dijo...

Bueno, bueno, si al final somos bastante más, siendo bastante menos. No quieras ser como él, se tu, es más divertido.
Y Buen año.

Malo Malísimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
la vecina del quinto dijo...

Acabo de descubrir tu blog y estoy segura que nos volveremos a ver por aquí.

¡Muak!

Pedro Centeno dijo...

Siempre adelante, Celedonio. Recuerda lo que decía Martin Luther King: Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol. Y si no, piensa en la música, que yo sé que eso lo tenemos tú y yo en común. Un abrazo y feliz 2009

joaquin dijo...

Jose Antonio, uno de mis deseos para 2009 será, que me daría por satisfecho con que solamente el 20% de los jóvenes de tu edad tuviesen el compromiso que tienes por conseguir un mundo mejor.

Me siento orgullo de ser tu amigo.

Un abrazo.

Paco Centeno dijo...

Feliz Año José Antonio, que sea para mejorar. Es año importante para ti, así que adelante.
Abrazos y los mejores deseos para tu madre también.

David Santos Holguín dijo...

Sólo se tu mismo!