27 de julio de 2009

Hipermetropía política.


Es espectacular ver que a veces, para intentar salvar la cara en los medios, los datos tienden a leerse de forma irregular, sesgada, por no decir hipócritamente y con cierto "dolo". Me recuerdo mucho a esas personas que tienden a entender la interpretación de las leyes, por ejemplo, desde un artículo concreto, sin considerarlas de forma unitaria. ¿Y qué ocurre? Que suelen perder sus litigios, o no llevar la razón en sus asuntos.

Si vemos el avance de resultados del C.I.S., nos daremos cuenta de la ridícula falsedad que supone hichar el pecho de esa manera por un resultado concreto, y erigirse desde hoy mismo en el futuro gobierno de los españoles. Porque la realidad de las tendencias que muestra el estudio es la contraria, a excepción de esa mínima ventaja que, a varios años de las elecciones, es inocua.



Acerquémonos a la pregunta 10. Dentro de el suspenso generalizado de los líderes políticos, la alternativa apellidada Rajoy Brey se sitúa en el cuarto nivel, por detrás de Rosa Díez y de Durán i Lleida. Lo hace, además, con bastante distancia del Presidente del Gobierno, lo que induce a creer que su negativa valoración no juega a su favor.

Las preguntas 11 y 12 confrotan la valoración del trabajo del Gobierno y de la oposición. Atentos al cutre-gráfico: Para diferencias las columnas, he añadido un color rojo a la valoración gubernamental y otro azul a la del PP:

El PSOE es mejor valorado en "Muy Buena", "Buena" y "Regular", mientras que el PP gana en "Mala" y en "Muy Mala". Como en el caso anterior, y agregándolo al mismo, no veo ningún indicio que me predisponga para pensar en la actual potencia de la alternativa al gobierno. Máxime viendo la situación de, por ejemplo, el Laborismo británico y lo que dicen sus encuestas.

Otro enfoque: Las preguntas 14 y 15 no confrontan ya la labor de grupo de los actores opuestos, sino la confianza que le transmiten personalmente Zapatero y Rajoy. Hagamos de nuevo un cutregráfico para compararlos directamente, con las mismas características cromáticas que el anterior:
Como se puede leer más o menos perfectamente, el Presidente despierta "mucha confianza" en el triple de ciudadanos que Rajoy. Está casi 10 puntos por encima en el ítem que señala la percepción de "Bastante Confianza". Rajoy le gana por poco en "Poca Confianza" y le barre por más de 10 puntos en "Ninguna Confianza". Todo un dechado de indicadores que confirman la percepción de alternancia de los españoles.

El voto directo es aquella información que obtenemos tras preguntar a los encuestados qué tienen pensado votar a cortísimo plazo, mostrándonos su preferencia ideológica directa, cercana. Los datos que tenemos son esclarecedores: El PSOE le saca al PP una ventaja en voto directo de aproximadamente 4'5 puntos porcentuales, con un 12'5% de indecisos.

Pero es que si a este dato le añadimos la simpatía manifestada por un partido en concreto, al margen de la existencia de unas elecciones próximas, vemos que la mayor simpatía la retiene el actual partido en el gobierno.


Podemos observar que, dentro de una mayoría de la población que no simpatiza con ninguno en concreto, el PSOE le saca unos 7% al PP, con un cuarto de la población que no sabe o no constesta.

Hay algún que otro indicador más que podríamos analizar para observar los gustos y las percepciones declaradas de la población española a partir de esta muestra. No obstante, siendo francos, no veo los motivos del PP, más allá de los puramente estéticos, para que creamos de verdad que la población los ve como alternativa. Y no hay que ser un mago interpretando encuestas para descubrirlo.

Porque no son unos datos buenos para el PSOE, especialmente por la desafección de la población hacia la política, que puede desmotivar a buena parte de su electorado de cara a las próximas elecciones. Pero, en ningún caso, confirman la alternativa popular. Eso sólo lo podremos ver en 2011, con las municipales y autonómicas, con el leve precedente de las autonómicas catalanas, que verán el estado de salud del PSC y el del PP.

4 comentarios:

Paco Centeno dijo...

Muy cierto tu análisis y conclusiones. Sabes, yo creo que esta lectura la han hecho en los de la doble P, pero no trascenderá más allá de los límites del partido. Hacia fuera sólo la propaganda.
Qué bien que hayas vuelto a escribir

Pedro Centeno dijo...

Buen análisis, amigo Celedóstenes. Me da la impresión de que tanto triunfalismo de puertas afuera se debe a que la desesperación cunde en calle Génova (y en calle Añastro) porque el Sr. Rajoy no logra despegar ni con crisis.

Malo Malísimo dijo...

¿Y ahora que te digo yo?
Celedóstenes, me dejas epatado que dicen los franceses.

La cosa es sencilla. Salvo cuatro ¿quienes leen estos datos?
Pues eso, sacar pecho y palante e insistiendo, que algo queda.

joaquin dijo...

¡Qué decir¡. El análisis genial. Y la intución me dice que ganaremos en 2011, y las catalanas.

UN abrazo.