22 de noviembre de 2007

La engañifa fiscal de Rajoy.

Que quede una cosa clara: Desde el punto de vista político, lo que pretende Rajoy con su propuesta fiscal es sencillo: Engañar o desmontar el Estado del Bienestar.

Creo que en este caso es mucho mejor para todos los españoles que Rajoy se dedique a engañarnos o a intentarlo. Y creo, además, que eso es lo que hace, porque su idea es, además de insultantemente populista, es incoherente con el modo de vida popular. El Estado del bienestar actual requiere de unos ingresos recaudados de forma igualitaria y proporcional, es decir, un sistema fiscal en el que TODOS pagan pero con arreglo a lo que ganan. Ese es el sistema ideado para sufragar todos los gastos en materia social, infraestructural y funcional de nuestro estado. Pero, normalmente, y como se pudo comprobar en los ocho años de Aznar, las propuestas del PP tienden a reducir los impuestos directos (aquellos que pagamos a Hacienda o a cualquier administración tributaria de forma obvia y obligada) y a aumentar los indirectos (aquellos que pagamos al consumir cualquier producto), para así levantar la falacia de que los impuestos bajan, se reactiva el sistema económico y la gente llega mejor a fin de mes. Al final, el sistema tiene que financiarse si se quiere mantener, y esa es la vía del PP, tan legítima como cualquiera pero igualmente populista.

Pero esta nueva reforma que plantea rompe con la idea misma del Estado del Bienestar en que todos las personas con capacidad fiscal y con capacidad para consumir contibuyen con el mantenimiento de los servicios públicos y de los mínimos comunes que garantizan la igualdad de los ciudadanos. Rompe con la idea porque el IRPF desaparece para un cierto sector de la sociedad que, aun ganando dinero, el PP considera electoralmente que no deben pagar. Electoralista, desde luego, y poco recomendable para un estado con cotas de bienestar como el nuestro.

Extremadura sería, al contrario que lo que dice el PP, una de las más perjudicadas con tal reforma fiscal porque, aunque muchos extremeños dejasen de pagar el IRPF, Extremadura no recibiría la misma cantidad de recursos financieros como consecuencia de la cesión de este impuesto, porque lo que la res publica resultará debilitada y los servicios sociales caerán en calidad e incluso cantidad... Por lo que quizá no se pague IRPF, pero, como bien dicen por ahí, se tengan que pagar Sanidad, pagarán más por ciertos servicios públicos como el transporte urbano y quizá veamos a nuestro alrededor como las nuevas autovías son de peaje. Ah! Y, por supuesto, más por tabaco, gasolina, alcohol, ropa, etc...

Ser realmente favorables a la bajada de impuestos directos de forma real es desmontar nuestro estado del bienestar, algo que, bajo mi condición de socialdemócrata, es imposible e inaceptable. Pero sé que no lo harán, puesto que, a pesar de todo, la mayoría de la cúpula del PP vive, directa o indirectamente, del Estado. Ser coherentes con esa idea sería que fuesen profesionales liberales, como mi madre (socialdemócrata también).

Espero que esta reforma no cale y la gente entienda la trampa. Yo creo que es gravísima para nuestra salud como electores.

6 comentarios:

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

Sí, en todo caso lo más censurable de la propuesta es que mucha gente de pagar impuestos directos. ¿Por qué razón? Y no hace falta decir más. ¿Por qué los que ganan 800 euros no tienen que pagar impuestos directos, pero sí el IVA o el de la gasolina o el de Transmisiones? No sólo porque hace falta dinero para lo público, sino porque el sistema fiscal o afecta a todos o no en un sistema fiscal contemporáneo sino un sistema medieval de exacción.

Anónimo dijo...

Critica a samuel merino.La direccion es: http://extremaduraconfidencial.blogspot.com/

José Antonio Gil Celedonio dijo...

Estimado anonymous:

Sin ánimo de levantar la más mínima polvareda, me parece perfecto que cada cual, con arreglo a la libertad de expresión constitucionalmente protegida, critique a quien quiera como quiera dentro del límite del respesto y del buen estar (o buen escribir, según se mire) de cada uno.

Lo que no entiendo es que entres aquí y me pongas un comentario en un post sobre política social/fiscal y sea de esa índole. Y más aun teniendo en cuenta que este no es el blog del compañero Merino, sino el mío, y a mí la crítica a un compañero no me interesa en lo más mínimo, y mucho menos me interesa que me lo pongan por escrito en mi blog.

Un saludo.

PD: Peculiar comienzo del blog, ¿no crees? A ver si me dedicas una entrada a mí, jeje.

Anónimo dijo...

Jose Antonio tienes toda la razón. Ya le dedicaré alguna entrada pues también se que es un apasionado de la política juvenil y que está también personalmete relacionado con ella dentro y fuera de la universidad.

Haciendo caso a tu sugerencia he escrito un post relacionado también con la política social y fiscal y me gustaría que me diese su opinión.

Espero que como socialdemócrata mi análisis coincida con el suyo y no le ciegue el amor de partido.

La entrada es: http://extremaduraconfidencial.blogspot.com/2007/11/pais-vasco-y-navarro-o-por-qu-llamarlo.html

Anónimo dijo...

Esta semana se debate en el Congreso un tema controvertido y que le puede costar muchos votos al PSOE: http://extremaduraconfidencial.blogspot.com/2007/12/la-gae-y-el-canon-digital.html

María dijo...

Un poquito de ponerse las pilas, corazón, que vengo siempre a ver qué me encuentro y estoy de rajoy hasta el gorro.
Besitos!