13 de enero de 2009

UPyD: Dos escenarios, dos hipótesis (I)


Cabe decir, antes de nada, que considero que la prueba de fuego de la existencia y viabilidad de UPyD más allá de su escaño en el Congreso serán las elecciones al Parlamento Europeo, muy favorables para que su partido obtenga representanción en tanto la circunscripción es única y, por tanto, no se pierden votos. Sin embargo, antes de estas tendremos una serie de elecciones autonómicas el 1 de marzo que, con muchos matices, suspicacias y asbtracción, nos pueden dar leves pistas sobre la situación de UPyD. Para ello, qué mejor que analizar sucintamente los escenarios y lanzar las hipótesis a posteriori.

Pasemos, en primer lugar, a Galicia. Con un sistema electoral de corte proporcional corregido (con una fórmula D'Hont) y cuatro provincias como circunscripción electoral de carácter proporcional a su población, poco o nada ha cambiado en el aspecto formal desde la últimas elecciones de 2005. El número de diputados a elegir por cada una de las circunscripciones no ha sido alterado por motivos poblaciones, como sí ocurriera con la circunscripción de La Coruña en las últimas Elecciones Generales, en la que se redujo su representación en un escaño, lo que hizo que el PSOE perdiera el 9º diputado que hubiese tenido asegurado. Podemos señalar una cierta diferencia entre las circunscripciones: Las del interior, más pequeñas y rurales, muy sobrerrepresentadas ( ya que La Coruña tiene casi 3'5 veces más habitantes que Orense y no tantos escaños), en las que el PP suele sacar mayoría absoluta de representación, y las de la Costa Atlántica, más populosas (en ellas se concentra más del 70% de la población), en las que la suma de la representación del PSOE y BNG es mayor que la representación del PP. El principal beneficiado del sistema es el PP, dadas las circunstancias.

En cuanto al sistema de partidos, podemos observar tres partidos de tamaño similar en electorado, uno de ellos predominante (PP), que fue desbancado in extremis por una coalición de los otros dos partidos, uno de ellos socialdemócrata y progresista, situado en el centro izquierda (PSOE) y el otro nacionalista de izquierdas (BNG). En el eje derecha-izquierda, el PSOE se situaría en el centro, y en el eje españolismo-galleguismo (por así decirlo), igual. Ello nos hace entender al PSOE como un partido en posición central, susceptible de robar (y ser robado, claro) votos de los sectores fronterizos de los otros partidos, siendo más factible el "robo" al BNG que al PP. IU, en su versión gallega, es ausente salvo en ciertos ayuntamientos.

Las últimas elecciones nos dejan un panorama de variación del voto que presentaría, a grandes rasgos, el siguiente aspecto:


Si comparamos las elecciones por parejas de igual naturaleza, observamos lo siguiente: Un PP tendente a la baja paulatinamente pero no de forma muy abultada, un PSOE al alza, especialmente en las autonómicas y muy cerca del PP en las Generales y un BNG más o menos estable, a excepción de las autonómicas.

¿Cuál sería el espacio de UPyD en Galicia? En ninguna de las cuatro circunscripciones consiguió, en las elecciones de 2008, más del 0'8% de los votos, por lo que no podemos presentar preferencia alguna más allá de la lógica: Tiene más posibilidad de obtener representación en Pontevedra o La Coruña que en Lugo u Orense, por mera matemática electoral. Además, dada la fortaleza relativa pero cambiante de las tres opciones políticas con representación en la Cámara, y pensando en una ligera bajada del PP, una pequeña subida del PSOE y el mantenimiento de BNG, UPyD debería obtener, en La Coruña, al menos 26.000 votos para obtener un escaño por esa circunscripción (lo que vendría a suponer algo más de un 4'3% de los votos emitidos). Hemos de recordar, además, que Galicia es una de las CCAA más abstencionistas de España, lo que dificulta aún más sus opciones.

En todo caso, se trataría de un triunfo, susceptible de consecución si UPyD designase un candidato o candidata más o menos relevante y conocido, de cierto talante galleguista, por La Coruña, puesto que en las circunscripciones más pequeñas lo tendría peor todavía. Por ello, mi hipótesis es que no obtendrá representación en las elecciones gallegas de 1 de Marzo de 2009, por las razones antes esgrimidas: La división territorial del voto, la infrarrepresentación de las circunscripciones grandes y la solidez tradicional del sistema de partidos, además de su baja aceptación en las elecciones de 2008.

Fuentes: Especial elecciones 2005 de "El País" y Ministerio del Interior.

9 comentarios:

Malo Malísimo dijo...

Jo tio, para ese viaje has puesto muchas alforjas.

Vanidad Cáceres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vanidad Cáceres dijo...

Definitivamente, este blog es un auténtico coñazo. Madre mia hijo de 21 años nada, ¡eres como nuestros abuelos! (y abuelas)

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

Espero ansioso el análisis sobre las elecciones vascas y UPyD. Ayer vi a Paco Centeno en el Carrefour y debatimos muy interesantemente sobre el tema de la guerra en Gaza.

José Antonio Gil Celedonio dijo...

Es que algunos nos dedicamos, además de hablar de los demás, a cosas algo más productivas que soltar improperios desde el anonimato.

De todos modos, por tu forma de escribir, que refleja la de pensar, lo considero un halago.

Juan Antonio, lo del País Vasco me va a costar un poco más. Es más difícil.

Vanidad Cáceres dijo...

Sisi mucho improperio, pero no deja éste blog de ser un auténtico coñazo... tampoco dejas de tenr 60 años, es mas; te sumamos 10 de regalo. ¡Premio! ahora tienes 70!!

José Antonio Gil Celedonio dijo...

Igual de sectario que tus escritos. Bravo. Y tan cateto y cortito de mente como los que criticas.

Paco Centeno dijo...

Esta vez coincido con Juan Antonio, la segunda parte nos tiene en ascuas.
Ya tienes troll, levantas pasiones.

Vanidad Cáceres dijo...

Todos tenemos un puntito cateto y cortito de mente... incluso tú, que como vemos lees nuestras publicaciones! Muuaajaj

Nos congratula mazo mogollón! Madre, que nos lee un académico de la lengua Española y todo!