22 de febrero de 2006

El futuro de la objetividad y el metodismo científico de la disciplina histórica, en entredicho: ANTECEDENTES vol. I

Un tribunal de Viena ha condenado al historiador británico David Irving a tres años de prisión incondicional por negar el Holocausto y la política de exterminio nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Irving, de 67 años, se declaró culpable ante el tribunal del delito tipificado en el código penal austríaco de negar el Holocausto, algo que le ha granjeado popularidad en los círculos revisionistas de extrema derecha.

La condena por unanimidad de los ocho miembros de jurado se basa en dos intervenciones públicas en Austria en 1989 en las que negó la existencia de cámaras de gas en Auschwitz, y adujo que la 'Noche de los Cristales Rotos', la primera gran persecución violenta contra los judíos de Alemania en 1938, no fue perpetrada por los nazis.

En el veredicto se ordena la prisión inmediata. "Estoy conmocionado, muy conmocionado", dijo el historiador a la prensa tras el veredicto. A la salida del tribunal se agolparon varios de sus seguidores para darle ánimos.

El cargo que se le imputa a Irving está penado con hasta 10 años de cárcel, aunque muchos analistas preveían que con la aceptación de los cargos y la contrición pública del acusado la condena iba a ser de sólo unos meses, por lo que supera ampliamente las cábalas iniciales.
Sin credibilidad en su arrepentimiento

Durante el juicio, el historiador se ha declarado culpable de haber negado el Holocausto en 1989 pero asegura que "ha aprendido mucho desde entonces" y admite que sus afirmaciones eran falsas. "No tengo otra elección" que declararme culpable de "haber afirmado que no había cámaras de gas en Auschwitz", aseguró.

Los magistrados han señalado que esta confesión no les ha parecido "un acto de arrepentimiento y por eso no se ha tenido en cuenta en el peso de la condena".

El británico fue detenido el pasado día 11 de noviembre en Austria por agentes de la Inspección de Policía de las Autopistas cerca de la localidad de Johann in der Heide en base a una orden de captura del Tribunal de Viena emitida el mes de noviembre de 1989 por negar el Holocausto en una conferencia.

Irving se había trasladado a Austria aparentemente para pronunciar un discurso ante una cofradía estudiantil de extrema derecha.

Nacido en 1938 en la ciudad británica de Essex, es conocido sobre todo por sus dos biografías de Adolf Hitler, donde asegura que el 'führer' del Tercer Reich no sabía nada sobre el masivo asesinato de judíos. En otras publicaciones ha puesto en tela de juicio la existencia de cámaras de gas en el campo de exterminio de Auschwitz.

Debido a esas posturas, tiene prohibida la estancia en Alemania, de donde fue expulsado en 1993 tras haber sido condenado en dos ocasiones al pago de elevadas multas por haber insultado la memoria de los judíos asesinados por los nazis.

(Fuente: EL MUNDO, Martes 21/02/2006)

1 comentario:

Vedora dijo...

Me parece francamente increíble la teoría de estos "historiadores" revisionistas y de cómo intentan esconder 8 millones de muertes(señores, que esto no es meter la mierda debajo de la alfombra, es esconder 8 millones de cadáveres, lo que significa exponencialmente otros 8 millones de familiares mínimo, a sus amigos, a su entorno, a sus historias)...y me pregunto yo: ¿Qué vueltas le pueden dar a la historia para que se vuelva a su conveniencia si NO SE PUEDE?.

El arrepentimiento de este señor me lo paso yo por el arco del triunfo, y tanto a este(que no deja de ser la punta del iceberg de una larga lista de revisionistas y eso es verdaderamente peligroso)como a los que se atreven a negar el Holocausto Judío, los llevaba una noche a dormir a Dachau, Auswitz o Mathausen...no porque fuera a salir el espíritu de los que alli fueron asesinados, sino porque se los comiera su propia miseria.