11 de julio de 2006

Queer as folk (parte I)


Hace tiempo ya que la gente venía hablando de "Queer as folk", esa serie que, como una teleserie cualquiera, nos mostraba las vidas de los personajes, sus trabajos, sus ocupaciones, etc... Pero entre toda esta normalidad aparece un componente aparentemente(sólo aparentemente, tal y como Sonia Blanco nos recuerda en un artículo del cual discrepo en parte) novedoso: La trama gira en torno a la vida de un grupo de homosexuales. Y es aparentemente novedoso porque no es que aprezca algún homosexual(como en otras series americanas y posteriormente nacionales)... No, es totalmente homosexual.

Tenía ganas de verla, y la verdad, debo decir que no me decepcionó en absoluto. Es una serie realista en la mayoría de sus aspectos, interesante y creo que de una factura técnica bastante buena(corrígeme Caty si me equivoco). Y me explico.

Sobre el realismo de la serie, cabe decir que han llovido críticas sobre la aparente frivolidad, sobre los clichés que la serie utiliza, etc,etc,etc... Palabras vacías. ¿Que la serie aparenta frivolidad? Sí. Pero es que, por suerte o por desgracia, buena parte del mundo homosexual de hoy en día aparenta ser frívolo, un mecanismo de defensa como otro cualquiera ante el trauma que a muchos individuos les supone ser homosexual. No hay más que moverse por ciertos ambiente para contemplarlo. La sociedad, en muchas ocasiones, ha hecho encastillar el sentimiento de atracción afectiva por una persona del mismo sexo, reduciendo la homosexualidad(especialmente la masculina) a un conjunto de clichés, que, en buena parte, siguen vigente en la mente de muchos homosexuales. Y ese es el problema: La serie refleja clichés que existen en el mundo homosexual, al igual que en el heterosexual. Y no hablemos ya de la esfera bisexual(considerada siempre falta de definición).

También comentan la omnipresencia del sexo en estos primeros capítulos de la serie. En este caso, el sexo(la relación más habitual entre las personas que suelen ir a lugares como la discoteca Babylon de la serie) es, sencillamente, el hilo conductor a través del cual se nos muestran la mayoría de las características de los personajes: Unos practican sexo por puro placer, otros lo mezclan con amor, otros lo practican para intentar superar y ocultarse traumas internos, etc,etc... De esta manera, el sexo no es más que la excusa, la imagen física de lo que después supone desgranar las personalidades de la serie. Una clara muestra de ello es la singular visión del sexo que une a Michael y a Brian(una eyaculación no realizada los unió para siempre), o la relación que se establece entre el primerizo Justin y Brian. De todas formas... negar la mayor al decir que no hay sexo en el mundo homosexual es como negar que buena parte de los mecanismos sociales de sectores de población heterosexual están movidos por la atracción y el sexo, de ahí que este reflejo de la serie sea bastante acertado.

Desde mi punto de vista, ese es el acierto de la serie: Tratar sin tapujos y sin medias tintas(sin llegar a extremos pornográficos, claro) el mundo homosexual, con sus miserias, sus glorias y sus acontecimientos. La evolución de los personajes se verá, sin duda alguna, cuando la psicología se vaya acrecentando al profundizar más allá del sexo. La homosexualidad está en esta serie al mismo nivel que la heterosexualidad en otras. Y eso es lo importante, demostrar al resto de la sociedad que el mundo rosa no es tan rosa como parece, sino más bien gris, tal y como es el mundo heterosexual.

4 comentarios:

Caty Cordero dijo...

Aun no he tenido la oportunidad de ver un capítulo entero de la serie, todo lo que he visto han sido trozos e imágenes en Youtube de algunas escenas, tanto en versión original como en español. Decirte, querido Jose que si, efectivamente, se trata de una serie que, como todo lo que se está produciendo últimamente en los States, tiene una calidad técnica casi cinematográfica. Eso se nota en el presupuesto de cada capítulo, de lo bien que optimizan y decir que en lo poco que he visto hay una cosa que me ha encantado desde el punto de vista más técnico: la fotografia y el manejo de la cámara, muy fresca y muy dinámica en líneas generales. Ya en el tema de los intérpretes, de lo poco que he visto, me llama mucho la atención el personaje de Justin.

En cuanto a la temática más profunda de lo que es la serie en sí creo, como bien apuntas en tu artículo, que el gran acierto de la serie es tratar sin tapujos ni tabúes el mundo homosexual. Pienso que, como ha pasado en casi todos los países en los que se ha emitido, esta serie ayudará a "normalizar" las cosas. Hay gente que, aunque en un principio no debiera tener problemas, siente un rechazo inconsciente a que la realidad homosexual se muestre tal y como es en esta serie. Curiosamente, los mismos que están en este sector, son los que ven Sexo en Nueva York(que si nos fijamos, tiene una temática parecida, tratar el sexo sin tapujos entre cuatro amigas y sus parejas ocasionales o permanentes) y no dicen nada.

Esperaré a poder ver un capítulo entero de la serie y entonces hablaré con más propiedad.Seguiremos hablando entonces :)

Rosa J.C. dijo...

Aún no he visto esta serie. Estaba algo saturadita de "rollo gay" en TV, después de tu crítica, haré por verla.

Anónimo dijo...

Yo discrepo en buena parte con ustedes, a ver, he visto la serie casi al completo, y si, me gusta, me gustan sus personajes, sus historias, esta muy bien hecha, tiene a veces momentos muy profundos, pero decir que la serie "refleja la realidad homosexual" me parece absurdo y casi peligroso, para empezar la serie esta en contexto de una ciudad norteamericana, y de un mundillo muy discotequero, yo no creo que esa serie refleje la realidad homosexual universal, y eso sea referente de homosexualidad, no se si Norteamerica, pero hay muchos paises, y cada pais es un mundo en si mismo, por no decir un universo. No creo que por ejemplo homosexuales portugueses,griegos, turcos, puedan verse relfejados ahi, quiza si con personajes, pero no con ese mundillo, y esas vivencias.
¿Que la serie refleja topicos? Si, y los topicos aunque no guste, estan basados en casos reales y frecuentes, asi que no entiendo el problema. Eso si la serie podrá tener muy buenas cosas, pero reconozcamos que original, no es muy orignal que digamos. Saca a la pantalla todo aquello que todos piensan que es la homosexualidad, sexo, poppers, drogas, frivolidad, sin enseñar las caras menos conocidas por ejemplo.
Los referentes siempre vienen muy bien, asi que la serie me parece estupenda en ese sentido, pero justamente como homosexual que soy, me gustaría algun dia, ver algo mas por la pantalla, y no pensar que esa serie es el culmen entre las series que traten la homosexualidad.
Me gustaria que a personajes homosexuales por una vez, no les adjuntaran sexo a destajo, frivolidad, y dandoles características tipicas convirtiendolos en payasetes o hombretones de acero, ya se que esas cosas existen, de eso se trata, todos lo sabemos, por una vez me gustaria ver a una persona de lo mas mediocre y normal, con las mismas dudas y problemas que cualquier ser humano.

Carmen Iglesias dijo...

Serie a la que debo horas y horas de visionado ansioso, personajes muy bien dibujados, perfectamente interpretados, en especial Brian Kinney, cuya personalidad es inolvidable (además el tío está tremendo). Si bien Emmet es el personaje más completo.
Creo que comparar esta serie con Sexo en NYC es absurdo, ya que aquélla serie en definitiva aporta muy poco al cerebro, si bien ésta aporta muy mucho, y no sólo sobre la homosexualidad.

El personaje de Michael sin embargo es del que se podía haber sacado mucho más, pues en las primeras temporada prometía más que ninguno por su relación especial con Brian, para luego desvanecerse esta unión poco a poco. En mi opinión se habría podido manejar mejor.

En resumen una serie en la que el sexo es sólo la punta de un iceberg, pues lo mejor de todo ya no es la trama sobre la amistad y las relaciones de estos chicos gays, lo mejor son sus comportamientos, sus reacciones, el guión, la calidad de su metraje, las interpretaciones de todos ellos, y las diferentes maneras de resolver los problemas a los que se van enfrentando, sin duda Queer as Folk merece la pena ser vista. No es una serie exclusivamente para homosexuales, como la mayoría de la gente cree.