4 de febrero de 2008

Hillary for president

Mañana es Martes. O mejor dicho, el Supermartes, el día más relevante en lo que a la nominación, de facto, de candidatos en los dos grandes partidos de EEUU. El sistema de elección de caucus es bastante interesante y democrático, ya que "destapa" esa oscura relación entre candidato y electores, ya que sale elegido el candidato que más conecta o que más convence, haciendo público el plebiscito, al contrario que en los partidos europeos. En estos la designación de candidatos se realiza según otro tipo de mecanismos internos, y las preferencias de los posibles votantes sobre los mejores candidatos se ven reflejadas en custodiadísimas encuestas. En cuestiones de democracia interna, siempre he considerado que la eliminación sistemática de los procesos de primarias (ahora resucitados en cierto modo gracias a IU) ha sido un fulminante retroceso, al privar a la militancia de base de una opinión en condición de igualdad.

En general, la democracia estadounidense siempre me ha fascinado. Fueron ellos los que crearon el modelo federal, los que materializaron aquello de la división de poderes... Y los que han elegido a Bush como presidente de la Federación. Desde luego, es fascinante. Pero si algo me fascina es el régimen y el sistema específico de sus partidos (que no el sistema de partidos, que Sartori calificaría como bipartidista), ya que estamos viendo en estos días la fuerte democratización que en ellos se da. El hecho de ver a los candidatos a la nominación presidencial por los partidos democráta o republicanos es algo absolutamente alejado de nuestra tradición partidaria europea, más tendente a partidos organizados, estratificados y más basados en un sistema democrático de carácter representativo.

Mañana, por tanto, los demócratas deben elegir entre Obama o Clinton, algo revolucionario en todo caso. Un sistema proporcional dividirá los delegados de cada Estado entre los candidatos según los votos obtenidos de cara a la convención demócrata del próximo verano, que proclamará al candidato. Lo ajustado del resultado previsto vaticina que ninguno de los dos obtendrá el número de delegados necesario como para asegurarse la victoria, por lo que la diatriba ideológica continuará. Además, la incógnita de los apoyos de Edwards está presente, ya que si bien apoya a Barack Obama, es posible que sus electores ahora se hallen divididos.

En el lado republicano todo parece más simple, a pesar de ser 3 los candidatos, ya que el sistema de reparto de delegados es mayoritario. La retirada de Giuliani deja alas a McCain y a Huckabee, los dos candidatos más potentes en el bando republicano, que se enfrenta a los graves problemas de la administración Bush.

Personalmente, y desde el desconocimiento de la distancia, me quedo con Hillary, por una razón muy sencilla: Creo que está más capacitada para ganar que Obama en un país en que la mitad de la población sigue teniendo prejuicios de carácter racista y xenófobo. Porque la verdad es que EEUU necesita un cambio.

11 comentarios:

Juan Miguel Méndez Peña dijo...

¿Y qué propones, amigo y compañero? ¿Que copiemos su sistema? Quizás tendríamos que aprender mucho de ellos; pero también tendrían que aprender ellos mucho de nosotros... En cualquier caso, prefiero no decantarme por ninguno de los dos candidatos demócratas con posibilidades de ganar; creo que ambos tienen sus virtudes y sus defectos. Aunque hay "defectos" que pesan más a la hora de elegir, como puede ser el apoyo a la guerra de Irak.

En tu caso, no sé si verdaderamente apoyas a Clinton: hace meses apostabas por Royal para la presidencia francesa y perdió. ¿Mala puntería? ¿O quieres gafar a la pobre mujer para que no consiga una jubilación digna? ;)

Un abrazo.
Un abrazo.

José Antonio Gil Celedonio dijo...

Esa es tu opinión, yo tengo la mía. Yo tengo una visión de partido más abierta a la sociedad, y creo que es mejor elegir al candidato entre 400.000 que entre 200. Esa es mi opinión, explica tú en qué pueden aprender ellos de nosotros, al margen del plano ideológico (yo sólo hablo de la trama organizativa).

Sigo apostando por el candidato que elijan el PS francés para gobernar la República, y apuesto por Hillary porque EEUU necesita un presidente demócrata, y ella es la que, a mi juicio, más posibilidades tiene de serlo. ¿Tú,no?

Nieves dijo...

Buenas me gustaría decir dos cosas:
1º.Es falso que Hillary tenga más probabilidades de ganar, según todas las encuestas(supongo que no tienes que estar por tanto tan bien informado como dices) cae muchísimo mejor y es más aceptado Obama entre el electorado indeciso y republicano que Hillary. Si ganará las primarias significaría que también entre el suyo. Obama es al Partido Democráta lo que Zapatero fue al PSOE en el 2000, el candidato del cambio.A lo mejor tu José Antonio hubieras preferido que ganara Bono que tenía más posibilidades según tu lógica, yo desde luego que no.
2º.Obama se opuso a la guerra de Irak desde el principio y la señora Clinton, me duele porque es mujer, votó a favor de esa guerra ilegal y vergonzosa que se ha llevado por delante a 150.000 civiles inocentes.Por eso yo sin dudarlo apoyo a Obama.
En lo de las primarias ahi si estoy de acuerdo contigo. Creo que es el mejor sistema para designar candidatos porque los partidos también tienen que regirse por sistemas democráticos y los militantes del partido son los que mejor conocen a los suyos. Una vergüenza para el PSOE por cierto que se hayan eliminado las primarias por ejemplo para elegir al candidato de las alcaldías en las últimas municipales, cada vez parece que se quiere parecer por desgracia más al PP.Supongo que la supresión será para ahorrar episodios vergonzoso como lo que le hicieron a Borrel después de ganar a Almunia en precisamente unas primarias.
En cuanto a lo que podrían aprender los políticos de EEUU de nosotros. Yo empezaría por nuestro sistema sanitario publico y universal, seguiría por el sistema de pensiones, continuaría por nuestro modelo de becas y de ayudas para educación universitaria y terminaría por nuestra reciente ley de dependencia. Lecciones de EEUU a Europa poquitas y últimamente mucho menos.

José Antonio Gil Celedonio dijo...

Sobre la primera cuestión, cabe decir que las situaciones del PSOE y del Partido Demócrata no son comparables, en ningún caso. Al menos yo no los compararía, porque desconozco las diferencias programáticas e ideológicas entre ambos, mientras que las de Zapatero y Bono las conocemos tan bien. Al menos según lo que yo pienso.

Y la cuestión aquí es quién es capaz de ganar unas elecciones presidenciales contra McCain, y por mucho que Obama caiga mejor, veo muy difícil que en un país como EEUU pueda ganarle a un héroe de guerra un señor afroamericano con un apellido árabe. Por mucho que caiga mejor entre su electorado, veo más capacitada para ser la próxima presidenta a Hillary. No obstante, te pido fuentes, ya que, a mi parecer, Hillary ha arrasado en el estado más poblado en el que hubo caucus hasta el momento (aunque no aporten delegados a la Convención, los votantes están ahí de cara a las elecciones). Sobre la Guerra de Irak, poco tengo que decir. Lo que interesa es que han reconocido sus errores, y están dispuestos a arreglarlos, y eso es fundamental.

Y no me entendéis, yo hablo del sistgema de organización de los partidos, no del sistema ideológico. Es evidente que en eso prefiero a los partidos españoles, pero creo sinceramente que su democracia y su sistema de partidos es verdaderamente interesante por los motivos que ya expliqué. Organización, no ideología. Yo hablo de recipientes, no de contenidos.

Nieves dijo...

Existe más analogía de la que tu piensas con Bono y Zapatero, Hillary es la candidata del aparato Obama es la promesa de renovación, Obama está más a la izquierda de Hillary esto último avalado aparte de su oposición a la guerra de Irak por el apoyo de los Kennedy a Obama(http://www.elpais.com/articulo/internacional/familia/Kennedy/pasa/antorcha/candidato/Obama/elpepuint/20080129elpepiint_3/Tes).
(http://www.elpais.com/articulo/opinion/Obama/candidato/Sueno/Americano/elpepiopi/20080130elpepiopi_13/Tes?print=1)

La cuestión para ti por lo visto es unicamente quien tiene más probabilidades de ser el futuro presidente, ahi estamos de acuerdo en que mucho mejor un democrata que un republicano en la Casa Blanca. Como me pedías fuentes sobre la simpatía que despierta Hillary ahi tienes el siguiente enlace: http://www.elmundo.es/2007/11/04/mundo/2251688.html.

Decirte que me resulta un poquito triste que pienses siendo joven que un señor afroamericano con un apellido árabe no puede ganar en EEUU, no hay que ser tan corto de miras, sobre todo nosostros que somos jovenes y darse cuenta que la sociedad americana es mucho más plural de lo que piensas. Me recuerda a lo que decían de Zapatero los del PP y la vieja guardia del PSOE. No, en España no puede ganar alguien asi, hasta Guerra le llamo Bambi. Igual que Zapatero, Obama genera mucha más ilusión que la candidata heredera Clinton y promete renovación. Por eso creo que no solo Obama va a ganar las primarias democratas sino que va a ser el siguiente Presidente de los Estados Unidos. Para decirte todo esto no hay que ser muy lista simplemente tener sentido común y ser un poquito idealista.

Ya veremos quien de los dos tiene razón. Y espero que gafes a Hillary como dice Juan Miguel que gafaste desgraciademente a Royal.


Un saludo

Nieves dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

A mi me parece que tanto Celedonio como los demás estáis equivocados. USA sí está preparado para tener un presidente afroamericano (negro), pero igual que España o Italia, NO ESTÁ PREPARADO PARA QUE LO GOBIERNE UNA MUJER.

Por cierto, lo de afroamericano es para mí despectivo, es como decir que no son verdaderamente americanos, cuando sí lo son. Negro no es despectivo, nigger o negrata sí lo es.

Si la Clinton sale, no penséis cuadriculados amigos que es por su apecto, como la Espe, de señora de derechas apoyada por el establishment. SI HILARY GANA ES GRACIAS A LOS VOTANTES HISPANOS, AUN MAS POBRES QUE LOS NEGROS, que son una inmensa mayoría. Las mujeres blancas de su partido apoyan a Hilary sólo en un 20%, y los hombres se diría que igual o menos.

El marido de Hilary apoyó siempre a los hispanos. Los hispanos piensan que si gana Obama los va a discriminar, y su aspecto trepador así lo delata. Me da igual el color, porque sea negro, blanco o amarillo no va a ser bueno y también como vista Hillary, sólo veo a la persona y Obama no me gusta. Tampoco amo a Hillary, me parece indigna su posición con su marido, pero me fío mas de ella. Y parece que los hispanos también. Cosas que pasan. Saludos de la anónima.

Anónimo dijo...

Sigue la anónima. Sólo quería decir que los comentarios de Nieves (no la conozco, ni a Celedonio), me parecen bastante mas "cortos de miras" (como ella dice) que los de Celedonio. No soporto la gente estrecha y siempre políticamente correcta ante la que no se puede decir ni la palabra negro ni la palabra tabaco, por ejemplo. Tengo conocidos negros y no les importa que les llamen negros. Sí que les importa que los compadezcan por serlo, como parece hacer esta chica. Ay, será la renovación, el triunfo de los pobres de color. Cuanto tópico disfrazado de idealismo, por Dios.

Los negros tienen en USA la nacionalidad y ayudas sociales, los hispanos ni papeles. ¿No te acuerdas de ellos, Nieves? ¿Y de la basura blanca, que ellos llaman, millones de blancos que viven en caravanas? No hay color ya en la pobreza, amiga. Hillary ha prometido seguridad social para todos, algo muy de izquierdas, que aquí disfrutamos y en ese admirado pais aún no disfrutan.

La renovación puede llegar de muchas formas y yo esperaba aún mas renovación de Zapatero, la verdad.

Respecto a USA, es absurdo que hablemos porque el pais no está preparado para una mujer, y los hispanos no quierena Obama (y puede que tenga razón Celedonio, los blancos tampoco). Yo creo que esto hará que gane el viejillo ese de McCain, que aún no sé si tiene que ver con las patatas fritas. Por cierto, ¿a nadie le repugna que en USA, hasta el moderno Obama, todos, tengan que presentarse como super-religiosos y acudir a misa (evangélica-luterana-mormona) en público? Que pais tan extraño. Saludos.

Juan Miguel Méndez Peña dijo...

En cuanto al sistema electoral estadounidense, tendría que analizarlo de forma más pormenorizada para tener una opinión más firme. En cualquier caso, tengo mis reservas hacia el mismo. Allí el bipartidismo está más al orden del día y el espectro político e ideológico parece reducirse al mismo perro, pero con distinto collar. Coincido contigo en que los partidos deben estar abiertos a la sociedad, pero no sólo para elegir candidatos para cada mandato, sino permanentemente como canalizador de ideas e iniciativas para ejecutarlas en las instituciones democráticas. Lamentablemente, a veces nos encontramos conque los partidos se convierten en élites cerradas, en oligarquías que impiden la participación efectiva de la ciudadanía. Pero, para ello, ya existen mecanismos en nuestro sistema que compensan o limitan en mayor o menor medida este hecho, ¿no crees?

En cualquier caso, yo también aposté por Royal en las elecciones por su condición de socialista, por su puesto. En mi comentario anterior quise decirte con sarcasmo que a ver si con tu apoyo expreso a Clinton en un post esta iba a correr la misma suerte que Royal. De todas formas, según las últimas noticias, todo parece apuntar a que Hillary será finalmente la candidata "demócrata". Y... ante un "demócrata" y un "republicano" preferiré siempre al primero.

Tampoco puedo ocultar mi simpatía por alguien que, como Obama -independietemente de su trayectoria o su condición social-, nunca ha vivido antes en la Casa Blanca. No sé, me recuerda a Martin Luther King...

Anónimo dijo...

Obama es a Luther King lo que Gallardón a Zapatero. Trepa frente a idealista. Y eso que los ideales de Zapatero me han decepcionado, pero es que los de Gallardón no son mas que él mismo.

A la pobre Hillary aquí no la pueden ver porque recuerda a una señora de derechas como la Aguirre, vestidita como para ir a misa de 12. Ay, como nos pueden los tópicos. Y las películas de Kunta Kinte en nuestros corazoncitos...

El mayor enemigo de la mujer siempre será la propia mujer, aquí y en USA, y esto tristemente no es un tópico, lo dicen las encuestas. Saludos de la anónima.

AXJ dijo...

Hombre, que poco sabes de USA...

Vota por el Dr. Ron Paul y AXJ.

www.latinoronpaul.com