15 de marzo de 2006

La última de Jóvenes por el cambio


"Los representantes de las Asociaciones Juveniles de Cáceres y Badajoz, José Varisto y Raúl Arroyo, hablaron de la necesidad de aunar esfuerzos de ambas agrupaciones con el objetivo conseguir una cobertura regional. Como dijo Varisto esta unión surgió como consecuencia de la reunión celebrada recientemente en Mérida.
En este sentido, tal y como manifestó Varisto, esta unión aportará ideas más variadas, al igual que más fuerza de cara a organizar actividades. Son asociaciones que están empezando, y cuentan con un total de 47 miembros en Badajoz y 147 en Cáceres.A su vez, aseguraron que apuestan por el cambio, y van a tratar de impedir que los jóvenes se marchen de Extremadura para encontrar lo que necesitan.

Además, denunciaron la falta de ocio que existe en la Región, y como alternativa a ello están trabajando en una agenda de actividades para el año 2006-2007.Finalmente, Varisto dijo que van a pedir a la Junta de Extremadura que explique “dónde se va a invertir el dinero de la Consejería de Juventud en el próximo año”. "

Esta es la última noticia que tenemos los jóvenes extremeños de esta asociación satélite de NNGG de Extremadura, que, después de su rotundo fracaso en las elecciones del Consejo de Alumnos de la Universidad de Extremadura(que, por si fuera poco, no fueron precisamente ejemplo de , vemos que plantea remodelar su imagen, su fuerza y sus ideas... Su imagen

Pero, por suerte o por desgracia, algunos convivimos con ellos día a día, y sabemos cómo se las gastan los jóvenes del PP. Y, por suerte(en este caso) conocemos sus muchas artimañas a la hora de copar los puestos de poder de la Universidad, que van desde presentar candidatos sin que ellos mismos lo sepan hasta aquello de colocar personas en la directiva de los diferentes órganos que saben que no van a cumplir con sus funciones, pasando por el más simple y descarado pucherazo, al colocarse ante la sala de votaciones y decirle a la gente que les vote.

Realmente, todos esos procedimientos no me parecen demasiado democráticos, aunque, a fin de cuentas, estos chicos nunca han sido demasiado demócratas, claro está. Aceptamos su presencia en los Consejos, en las Juntas de facultad,puesto que nosotros somos demócratas y, a pesar de los dudosos procedimientos para conseguir lo que ellos querían, han salido democráticamente. Lo que no podemos aceptar es que utilicen y politicen los órganos de representación estudiantil para sus maniobras políticas y sus estoques a Ibarra, puesto que ese no es el fin de sus responsabilidades... Y, desgraciadamente, es lo que están haciendo.

Se han aventurado a tomar el poder por el poder(en los pocos sitios donde han tenido la suerte de conseguir algún rédito electoral), para poder lanzar el mensaje "Los jóvenes están con nosotros", y esgrimir ese caballo de batalla contra la Junta, la persona de Ibarra y la del Director General de Juventud, Juanjo Maldonado. Pero, siendo prácticos... ¿Alguien cree que ellos pueden representar a los jóvenes universitarios, de los cuáles tan sólo votaron un 5% en estas elecciones o a los jóvenes de las diferentes áreas de la Enseñanaza Secundaria(a pesar de que destacados dirigentes de Jóvenes por el Cambio y NNGG del PP sigan en esa etapa con veintitantos años)?

Y eso es tan sólo el problema de la confusión del mensaje. Ahora viene el problema de la gestión, que es, si cabe, mucho más importante. Son personas que jamás han tenido ningún tipo de experiencia de gestión(en gran medida porque los hilos de NNGG están muy bien esgrimidos desde la omnipotente figura de Parejo, Monago y otros dirigentes populares),que jamás han sabido leer unos estatutos, y mucho menos, aplicarlos, que pocas veces han tenido una participación en áreas de asociacionismo y participación juvenil en órganos colegiados de estudiantes... Y todo eso se nota.

El cambio es algo necesario,evidentemente.Que se lo digan a los jornaleros que no tenían Seguridad Social en Extremadura, o a los jóvenes que no tenían universidad, o a nuestros padres, cuando sólo podían estudiar los hijos de las familias ricas(que, casualmente, son las de algunos de estos jóvenes que piden cambio), o a otros muchos sectores que siempre han sido marginados, vilipendiados y olvidados en nuestra tierra por los grandes terratenientes.

Más que cambio regresivo(como ellos quieren) muchos abogamos por la evolución, una palabra más bonita, más compleja y menos radical y difusa que "cambio". Y esa evolución, en estos 30 años de democracia(a pesar del reciclaje de muchos de los suyos) se ve, se toca y se siente.

La demagogia es fácil, sí. Pero es que a ellos no les salió bien, y no les saldrá.

1 comentario:

Caty dijo...

Como siempre, interesantísima reflexión acerca de no solo las formas democráticas de actuar dentro de las filas del Partido Popular tanto en la Universidad como en otros ámbitos.
Un detalle que me ha llamado la atención desde que tengo uso de razón la derecha siempre enarbola como bandera propia la de la democracia, dándose golpes en el pecho y lanzando mil vítores por ella...y a la hora de la verdad no dejan de demostrarnos de donde vienen y que entienden ellos por democracia: si en cualquier faceta(estudiantil o simple y llanamente, en términos generalistas) ganan ellos, es un triunfo de la democracia...si ganan los de izquierdas, es un complot, un "apaño" y es fruto de un contubernio como el que describes en el título de tu blog. Siempre ha sido así en la historia y desde que el mundo es mundo. Ellos aun creen en esta vena tan propia del Luis XV mas absolutista que consiste en que el poder proviene de fuentes divinas, y ellos, por decirlo de algún modo, son los "elegidos" para recibir semejante don y guiar al pueblo(ignorante y desprotegido) por las llanuras de la existencia...y lo penoso es que ¡realmente lo creen así!.
Ante algunos conatos de "democracia" o de su praxis mas genuína-la existencia de voces discordantes dentro de una organización y de la sana discusión por estos motivos- se muestran totalmente dictatoriales: al que difiere, se le silencia, para ellos el refrán de "al clavo que sobresale es al que se le da el martillazo" es totalmente aplicable.
Por lo tanto, y ya centrándome un poco más en lo que es el tema de esta entrada y hablando tanto de "Jóvenes por el cambio" y de las "Nuevas Generaciones" del Partido Popular, no dejan de ser patéticos remedos de sus mayores...y es realmente triste, ya que es en su época de juventud donde deberían sentirse realmente llenos de fuerza para realizar cosas...y la máxima meta de estos jóvenes(o al menos de su mayoría) es de saber que amigo de papá los contratará para ejercer de algun puesto tipo "freelance" en la empresa de turno, comprarse el último sueter de Pedro del Hierro o quedar para cazar en la finca de Borja y Alejo.Son, como yo digo: jóvenes que tienen el espíritu viejo, decrépito y cansado, como si hubieran vivido 1000 vidas y todas ellas hubieran sido iguales...y claro, no se podía olvidar la máxima característica que han "asimilado" de los mayores: el no admitir las reglas mas simples de la democracia cuando no son ellos los beneficiados, haciendo lo que haga falta para conseguir sus fines, usando sobre todo un arma que siempre le ha encantado a la derecha y que mencionas muy acertadamente: la demagogia que tan bien les funciona.
Recuerda que la derecha siempre ha sido una hábil vendedora de humo y de ilusiones, y de eso viven, de decir lo que la gente quiere oir pero al fin y al cabo, pasa como cuando metes la mierda debajo de la alfombra cuando barres: un buen día la levantas y te encuentras con todas las miserias.

La pena de todo esto es que(y está comprobado históricamente) la demagogia sí funciona, ellos lo saben y la usan convenientemente...y la humanidad sigue sin aprender a darse cuenta de cuando les doran la píldora.