28 de agosto de 2008

Megalómano


No suelo hablar de José María Aznar. Forma parte de una etapa de la democracia española que prefiero recordar por otros motivos, y no por su alucinante y desmedido ego. Tuvo cosas positivas, como abandonar la política en la cresta de la ola (sabiendo que después iba a embolsarse la millonada de que dispone ahora) o demostrar, a las claras, que de centro tenía poco.

Pero lo de la noticia que he leído hoy me supera: Él se regocija de, en las Azores, haber situado a España en su "momento histórico más importante de los últimos doscientos años". Y yo a eso lo llamo megalomanía, en el sentido literal del término que aporta el diccionario de la Real Academia, una sospecha que tenía desde otras antiguas declaraciones del susodicho, que se confirma hoy.

Como historiador en proyecto, especialista además en Historia Contemporánea, se me ocurren varias cosas mucho más importantes que le han sucedido a España en los últimos 200 años:

La Constitución de 1812, el trienio liberal,La supresión de la Inquisición en 1833, cualquiera de las guerras civiles carlistas del XIX, La pérdida de las colonias americanas, La Revolución Gloriosa de 1868, la Restauración Borbónica de 1875, la proclamación de la II República, La Guerra Civil Española, el desarrollismo franquista, la democracia a partir de 1978 o el ingreso de España en la Comunidad Europea de 1986. No, desde luego, una foto en las Azores con dos de los líderes más impopulares de la historia de sus respectivos países.

¿Cómo puede comparar nadie la entrada en vigor de la tercera Constitución del mundo, que supuso la introducción de los principios de separación de poderes o soberanía nacional en la cultura política española? ¿O el trágico estallido de una contienda civil en 1936 que conllevó un millón de muertes, muchos desplazados y la instauración de una dictadura militar de casi 40 años? ¿Cómo puede un ex-presidente de Castilla y León y ex- presidente del Gobierno obviar la pertenencia a una organización supranacional que le ha permitido con sus fondos, entre otras muchas cosas, materializar muchos proyectos a todos los niveles administrativos?

Megalómano, y, además, inculto. ¿Qué diría la derecha mediática si González dijera, por ejemplo, que la instauración de la educación universal o de las pensiones no contributivas son el mayor ejercicio de justicia de los últimos 100 años en España?

4 comentarios:

Paco Centeno dijo...

La megalomanía también se le atribuyó a otros ilustres "guerreros", por ejemplo a Napoleón. Lo que no sé si compartían también un bajo nivel cultural.
Un saludo

PSOE CASAR DE PALOMERO dijo...

No se puede esperar más de alguien que, está claro, está lleno de VANIDAD Y NARCISISMO. Quizá entienda mejor, por su nivel cultural, que la afirmación de megalomanía.

A los ahora NEOCON, siempre les pareció que eran los únicos en hacer GRANDES COSAS.

Enhorabuena por tu post.

http://psoecasardepalomero.blogspot.com/

http://jskasar.blogspot.com/

M.Z. dijo...

No se puede esperar otra cosa de un hombre como ese. No entiendo yo como un hombre que ha sido presidente de España durante tantos años puede decir y hacer todas estas bestialidades como si nada, realmente no lo entiendo.

Anónimo dijo...

A mi entender esta clase de sujetos llegan a la megalomania sobre todo por las adulaciones y el interes de otras personas a parte del complejo de inferioridad del individuo en cuestion