15 de junio de 2006

QUO VADIS, PP?

Los que solemos estar atentos a la actualidad que nos rodea(pese a los exámenes finales que tenemos que superar los que, dentro de ese grupo de espectadores, somos estudiantes) vivimos en la constante agitación a la que la vida política actual nos somete. Desde el Debate sobre el Estado de la Nación hemos visto un poco de todo en nuestra esfera política. Sin embargo, y para variar, todo presenta el mismo denominador común: El irracional comportamiento del Partido Popular, que después de la fatídica actuación de Mariano Rajoy aquel cercano día 30 de Mayo.

Ese 30 de Mayo, primera sesión del Debate en el Congreso de los Diputados, Rajoy ofreció a todos los televidentes y a los parlamentarios un discurso más bien tontorrón, lleno de consignas que fueron desmontadas gracias a los datos, poco realista y bastante pobre en cuanto a las formas. La brunete mediática afecta a la actual derecha se le echó encima: El propio Jiménez Losantos llamó "tonta" al presidente de los populares.Por si fuera poco, Rajoy ha reconocido que no fue su día más brillante. Un Rajoy agobiado, superado por las circunstancias y con aspecto de portar una carga muy pesada sobre los hombros mostró ese día toda su capacidad como líder de la oposición: Su táctica (que es o debería ser la del PP) es vacua más allá del insulto y los numeritos mediáticos, ya sean estos dentro de cualquiera de las cámaras o en la calle.

Es evidente que algo se movió en Génova, y los fontaneros del PP, bien adiestrados por Acebes, decicieron actuar: De buenas a primeras, el catastrofismo y la moderación que el esgrimieran los populares desde el anuncio de la tregua permanente de ETA se evaporaron para dejar paso a una ruptura total con el partido de gobierno, automarginándose una vez más desde el comienzo de la legislatura. Y, claro está, por si fuera poco, la comparsa del PP, que no es otra que la AVT de Alcaraz, convoca de buenas a primeras otra manifestación para pedir que no se negocie con ETA. Y se quedan tan frescos, como si el proceso político en el que vivimos fuera un camino de rosas para el gobierno del estado, como si este proceso no implicara a todas y cada una de las fuerzas políticas... Como si el propio PSOE no tuviera víctimas que recordar.

La labor de oposición se empobrece aún más si cabe al mostrarnos Acebes la cara más amarga de la política: El insulto continuado, la descalificación permanente y sin ningún tipo de reparos y la negación de todo el pasado de su partido, criticando ahora justo lo que en otro día ellos hicieron, e intentando hacer una salvedad constitucional con Otegui y otros miembros de Batasuna, al negarles el derecho de reunión. El bull dog afila las uñas y asoma los dientes ante el descalabro de su credibilidad.

Y llega la manifestación. Una manifestación en la que la plana mayor del PP está bien presente, con más de 500 cargos públicos, y en la que también podemos encontrar a Ricardo Saéz de Ynestrillas, uno de los gurús de la ultraderecha nacional, que, por si quedase alguna duda, apoyó y se unió a la manifestación, en plena consonancia política con el PP. En medio de este conglomerado ideológico(que, parándose a pensar, quizá no sea tal), gritos contra Zapatero, el Fiscal General del Estado, Rubalcaba y Alonso, banderas preconstitucionales, pegatinas de la COPE y demás parafernalia modelo... Pero pocos gritos por el fin de ETA, o pocos reconociedo el respeto y la consideración a las víctimas del terrorismo. 200.000 personas y pico aglomeradas en Madrid, según la COPE más de un millón... Y bajando,bajando.

Pero es que, por si todo esto fuera poco, el PP se desmorona en Cataluña, que vive la última semana de reflexión antes del referendum de su nuevo Estatut, con el No frontal de la derecha por delante, pero con muchos votantes y concejales del mismo partido dispuestos a votar sí. Mientras unos buscan la coherencia con su comunidad, al margen de proyectos de oposición caducos, otros son recibidos con caceroladas y huevazos...Sn embargo, se atreven a pedir a los demás que escuchen al pueblo. Blanco y en botella, señor populares.

Y ya por último, a pesar del parón estatutario que Génova decretó a todos sus líderes autonómicos, Jaume Matas(de una línea más bien heterodoxa dentro del partido) firma con Antich la reforma del Estatuto de Autonomía de Baleares, como ya se hizo con el Estatuto de Valencia. Parece ser que las órdenes que se envían desde la central tienen algún problema: O no llegan bien a los receptores periféricos, o bien no son obedecidas por falta de autoridad. Y todo esto a menos de un año de las próximas elecciones autonómicas y municipales, en las que la cúpula se lo juega todo a una carta. ¿Vendrán provocados por esa proximidad relativa la neurosis y la histeria?

Tan sólo nos queda observar, ser críticos y pensar hacia qué lugar en el espectro político se coloca el PP. Y, tal y como nos demuestran los hechos, es un triste destino ese.

1 comentario:

Gemma Ferré dijo...

Mucha suerte con los exámenes.

De tu post, nada que añadir ni quitar, totalmente de acuerdo con todo.

Un beso,
Gemma